CONDO HOTEL

Te invitamos a conocer más sobre nuestro sistema de venta tipo Condo-Hotel. Ser propietario de una unidad conlleva tres ventajas principales: despreocuparse de la administración; maximizar la rentabilidad y disfrutar de tu apart y del complejo cuando lo desees.

¿Por qué invertir en un Condo-Hotel?

Desde la perspectiva del inversor, y según diversos estudios recientes de mercado, la comparación con un departamento de vivienda permanente es inevitable: la renta de los condo-hoteles en Argentina va del 5 al 10% anual sobre la inversión realizada (con una ocupación promedio de 140 días al año), mientras que la de un departamento para vivienda permanente colocado en alquiler promedia un 3 a 4% anual (con una ocupación de 365 días al año).

Adquiriendo un apart en nuestro condo-hotel el inversor recibirá un título de propiedad que garantiza su inversión, la particularidad es que en este caso el propietario suscribirá un convenio de administración para que el Hotel pueda operar su unidad y de esta manera recibir las utilidades que le correspondan en forma periódica

¿Cuántos días al año puedo usar mi unidad? ¿Cuándo puedo usar mi unidad?

Podes disfrutar tu unidad la cantidad de días que desees. Al comprar una unidad y escriturarla como PH, sos el dueño absoluto de tu departamento y decidiras cuántos días usarlo y cuántos días lo pones a disposición del Hotel.

¿Cómo se distribuye entre los propietarios la rentabilidad del complejo?

El cálculo de la rentabilidad se hace diariamente de acuerdo a la ocupación del día del complejo y se divide entre todos los propietarios que pusieron a disponibilidad del Hotel su unidad, no importa si su unidad se ocupó o no, igualmente acumularás siempre en tu cuenta el promedio diario de rentabilidad. La distribución se hará proporcionalmente a la tipología de apart que hayas adquirido, es decir que mientras más m2 tengas, mayor participación tendrás sobre la rentabilidad del complejo.

¿Cuáles son los gastos que tengo que abonar como propietario?

El sistema está pensado para que los gastos de expensas, impuestos, servicios, comisiones por comercialización turística, etc. sean fácilmente absorbidos por tu ganancia con la distribución de rentabilidad del complejo, lo que significa que no sólo no deberás abonar gastos sino que te quedará un importante excedente anual que estimamos duplicará la renta inmobiliaria tradicional con altas posibilidades de tripicarla en cuanto vaya evolucionando el negocio.

Scroll Up